Martes, 21 de Noviembre de 2017 -

Festival Mi Ranchito realza faenas del hombre del campo

14 Nov 2017

Cada tercer fin de semana de noviembre es la cita para el tradicional Festival Mi Ranchito, uno de los más esperados por los veragüenses, en la pintoresca comunidad de Río de Jesús, a tan solo 30 minutos en auto de la ciudad de Santiago, provincia de Veraguas.
Los días 17, 18 y 19 de noviembre, el pueblo se prepara para recibir a cientos de visitantes que llegan a disfrutar de esta actividad autóctona, donde la atracción son los ranchos bellamente adornados con productos agrícolas, comidas típicas y demás.
Omar Delgado, presidente del Patronato del Festival Mi Ranchito comenta que en el festival se fabrican alrededor de 30 ranchos, cada uno de un corregimiento, calle o institución, que dan a conocer las faenas del hombre del campo, principalmente la pesca y la agricultura.
“Las calles del pueblo se visten de fiesta con paseo de tuna, cabalgatas, corridas de toros, bailes populares, concursos de décima, acordeón, violín, tambores y el tradicional desfile folclórico, con su encendida de rancho, que es lo que más ansían las personas”, expresó el profesor. 
Para el docente, el impacto turístico que tiene “Mi Ranchito” es invaluable, ya que asegura que en una sola actividad los visitantes disfrutan de manifestaciones folclóricas y culturales, apreciando el modo de vivir del campesino en cada una de sus facetas.
“Esto les permite tener una visión de nuestra identidad cultural nacional y fortalecer nuestras raíces culturales mostrando nuestra gastronomía, bailes tradicionales y lo peculiar de nuestros ranchos compitiendo cada uno con el otro, para ver cuál es el mejor”, asegura Delgado.
Los ranchos deben tener ciertas especificaciones para concursar, indica el profesor Omar, “se pueden fabricar con cogollo de caña, paja natá, pencas de palmeras, se pueden utilizar diferentes tipos de maderas, tamaños y darle la forma que prefieran, lo único que no deben perder es la autenticidad y la tradición de un rancho campesino”.
En el marco de esta actividad también se realizan homenajes a personajes ilustres del pueblo y desfiles cívicos en los que participan la comunidad educativa, instituciones estatales, empresas privadas y delegaciones invitadas.
Esta actividad tiene cuatro pilares fundamentales: Cultural – Folclórico, Agropecuario, Educativo y Turístico, para resaltar la idiosincrasia como pueblo y promover la cultura y el desarrollo económico de cada una de las comunidades.
Alipio Puga, morador del lugar y presidente de la Comisión del Drama de la Pasión (CODRAPA), relató que favorablemente la comunidad siempre ha apoyado todas las actividades que se realizan por el fin de resaltar las tradiciones y costumbres del hombre del campo; siempre llevando ese mensaje de amor hacia las tradiciones típicas, ya sean religiosas o paganas.
Puga destaca que en Río de Jesús existen dos tipos de turismo:  el Turismo Ecológico, que se realiza en el corregimiento de Utira, área de desembocadura del Río San Pablo, donde existe un sendero ecoturístico con instalaciones sanitarias, centro de visitante, ranchos, cabaña y mirador.  Y el Turismo Religioso, durante Semana Santa, con la realización del drama de la Pasión de Cristo en Vivo, actividad que cuenta con el patrocinio de la Autoridad de Turismo de Panamá y reúne a casi 90 actores en el montaje de 23 escenas de la Vida, Pasión y Muerte de Jesús.
En la Semana Santa, explica Puga, aquí se suscita un evento único en todo el país.  Se trata del peregrinaje para ver el extraño árbol de Granadillo, considerado un “palo santo”, que florece en el tronco y atrae a los feligreses, quienes le colocan velas y rezan a sus pies, creando un ambiente de devoción y fe.
 

Fotos