El Rey Naso, el único monarca de América

04 Oct 2019

 

Entre la exuberante selva del Caribe bocatoreño y alejada de las opulencias precolombinas resiste la última y única monarquía indígena de América. Su Rey, Reynaldo Alexis Santana, no ostenta corona de oro; sobre su ruda frente luce un plumaje policromo disperso, y hoy como desde tiempos ancestrales cuida su trono, su tierra y el hogar de quienes habitan su territorio.

 

No la cuida de la colonización española como hace medio milenio; mas bien lucha contra la pérdida de su patrimonio cultural, el cual ha sido resguardado con recelo por generaciones. En la reserva Naso Bonyic habitan al menos 5 mil originarios, dispersos en una veintena de aldeas desarrolladas en las cercanías del caudaoloso Río Teribe.

 

Visitar este reino es toda una aventura; llena de historia, cultura, naturaleza; es  redescubrir un Bocas del Toro que va más allá del destino de sol y playa conocido por muchos; es como un viaje al pasado. El tiempo parece haberse quedado en un época en la cual el ser humano y la naturaleza convivían en armonía.

 

Entre senderos, montañas y ríos, te encuentras a los habitantes; originarios que caminan libremente entre el bosque; algunos aún confeccionan y utilizan las armas, y herramientas, tal cual sus antepasados.

 

Sus bailes, lengua e indumentarias se conservan intactas; es como aquel tesoro escondido que los españoles jamás descubrieron al pisar tierra firme americana. Las casas son de construcción tradicional, en madera, con el techo de hojas de palma, integradas a los magníficos paisajes naturales.

 

Anímate a vivir esta experiencia; solo debes llegar a Changuinola, en la provincia de Bocas del Toro, luego en el muelle tomas un bote hacia el reino de los Naso o “Tjer-Di”, que significa “gran abuela”; y es que cuenta la leyenda que esta al sentir la presencia de los colonizadores hace 500 años, se refugió en la montaña, se sentó en el suelo y se transformó en una piedra de la cual nació el río.

 

Desde entonces en el reino, la “Gran Abuela” representa su Dios, la cual les ha enseñado el amor y el cuidado por la naturaleza, los animales y la medicina tradicional.

Fotos